lunes, 24 de agosto de 2015

Godlikes


La globalización tiene sus pros y sus contras: Si un artista vive en un lugar en el cual no es rentable publicar su trabajo, puede -gracias a internet- publicarlo en otro país; eso es bueno para el artista. Claro que el trabajo sale sólo publicado en ese otro país, en idioma extranjero y sin posibilidades de ser visto en su tierra natal, ni siquiera mediante internet; eso es pésimo para los lectores.
 No es una situación nueva. Ya desde los 70 se apilan los laburos de Solano López o Martha Barnes para el mercado anglosajón que siguen inéditos acá. Ni hablar de casos como Marcelo Frusín, que publica asiduamente en francia y acá no lo junan ni sus vecinos.
 Y hoy nos convoca Godlikes, una de las mejores historietas que se hayan hecho en San Juan, para deleite de... los yankis...
 Sí, la presente nota es una calentada de pava al lector, que no podrá leer la historieta completa, ya que de momento es exclusiva de la editorial Insane Comics.



 Originalmente pergeñado por Nicolás Touris, el comic comparte su autoría con Armando Acevedo, quien colabora tanto en guión como dibujos y tiene la particularidad de que, en su primer número, no nos narra el "origen" sino que nos tira de cabeza en una aventura de este cuarteto de seres cuasidivinos, que viajan por el multiverso en busca de completar un atlas del mismo (habemos de suponer entonces, que el que hizo Grant Morrison estaba incompleto :-P ).

 El disfuncional equipo está compuesto por:

Wiz
El estirado, intelectual y algo ingenuo líder (al que todos le dan poca bola). Parece ser el único que se toma en serio el trabajo. Tiene un saco que funciona como portal transdimensional o algo así. Quiero uno de esos.

Hela
Una enana con pésimo caracter, experta en tecnología y capaz de sacar armas hasta del ojete.

Adamant
Por el momento el personaje menos interesante del grupo, es un gordo cabeza que hace chistes malos y se va a las manos cada vez que puede

El cuarto personaje es el más enigmático y prometedor. Este chico volador con enormes lentes, camisa de fuerza y que habla con frases crípticas al que todos se refieren simplemente como "boy" o "kid" parece guardar temibles poderes e incluso los otros personajes mencionan que habita 6 dimensiones (!). Más extrañamente aún, se parece un poco al propio Touris ¿Quizás sea el Touris de otro universo? XD


El primer número cumple con entregarnos ciencia ficción asimoviana pero tomada muy en joda y aderezada con piñerío. Lo malo es que la treintena de páginas que ofrece un comic-book se terminan muy rápido, más cuando cuentan con un par largo de secuencias mudas. Pero a líneas generales, este primer capítulo pinta como aperitivo para una historia interesante y compleja que esperemos que continúe largo rato... y sobre todo, que vea edición argentina.

Y está la parte gráfica, que es MUY atractiva y que se parece muy poco a ninguna historieta argentina. Touris es declarado fan de animadores como Jhonen Vásquez y Genndy Tartakovsky, con quienes comparte ese trazo anguloso y expresivo, aparte del estilo de escenificar la acción del segundo. La estética de Godlikes es realzada por un detalladísimo entintado (realizado por Acevedo, sino me equivoco) y un coloreado de la san puta, acompañado de toneladas de efectos de computadora. La sumatoria le da a todo un aspecto sumamente profesional que es raro de ver en esta humilde provincia. Sólo se le puede echar en cara alguna que otra decisión medio confusa a nivel narrativo, producto de superponer viñetas o efectos.

Para seguir calentando la pava, los dejo con un preview en el que podrán leer las primeras páginas.

También pueden likear la página de feisbu de Touris.

Y pueden leer Faithless, otro comic de su autoría que probablemente reseñaré más adelante.


domingo, 14 de abril de 2013

Reseña sobre Cadena Perpetua

 Roberto Barreiro, quien otrora le guionizaba comics a Lúcas Varela y hoy se encuentra radicado en Chile, tiene un interesante blog sobre fanzines, en el que se puede encontrar una breve entrada sobre la recordada antología que se distribuía en eventos rockeros:

https://zineramania.wordpress.com/c/cadena-perpetua/

sábado, 29 de diciembre de 2012

Sanjuaninos for export

  Recientemente han visto la luz dos lanzamientos bonaerenses que incluyen sendas colaboraciones de historietistas sanjuaninos:
  La primera publicación fue Magnificomics, libro recopilatorio de historietas del blog homónimo en el cual se incluye la tira cómica Orégano, de Pablo Zambrano (o sea yo, pero queda cheto hablar de uno mismo en tercera persona).
  La segunda y recién salidita del horno es Espinazo, una antología dirigida por el descomunal Salvador Sanz, quien además se mandó tremenda tapa, como siempre. Es de preveer que trae historias autoconclusivas de horror, ciencia ficción y fantasía, entre las cuales se incluye una de Emiliano Cáceres.


   Ojalá que eventualmente estas dos publicaciones lleguen a San Juan también, mientras tanto pueden ir chusmeando el blog de Magnificomics y la página de facebook de Espinazo.


lunes, 17 de septiembre de 2012

Alpha Comics

     Alpha Comics fue un experimento con resultado dispares. Reclutados por Morgan Quake, un grupo de dibujantes (en su mayoría ex-alumnos de los cursos de dibujo que el había dictado) se reunieron para hacer esta antología de historietas de aventura, la cual, financiada por la venta de espacio publicitario, se distribuia gratuitamente en cybers y librerías con simpáticas repercusiones: Notas en diversos medios de prensa, varias exposiciones, múltiples e-mails recibidos (aunque en su mayoría de otros dibujantes que querían participar) e incluso la recordada ocasión en que se vio a un vendedor de choripanes limpiando la grasa de la parrilla con un ejemplar.
   

     Morgan abandonó la revista tras el primer número, luego de lo cual la edición quedó a cargo de Zambrano y Fede Agüero.
     Duró sólo tres números aproximadamente bimestralesy su más grave falla fue haber dejado inconclusas varias historietas que continuaban. La mayoría de los miembros sobrevivientes se volcaron al humor pasaron a formar La Trinchera varios meses después.
     A continuación, dos notas redactadas por Ernesto Simón (uno de los pocos difusores del under sanjuanino, y también muy buen escritor) que se publicaron en el diario Huarpe. Para leerlas  se recomienda abrirlas en una nueva pestaña/ventana:





     Acá una curiosidad; esta nota es como un año anterior al lanzamiento de la primera Alpha. Como se verá, el nombre y logo de La Trinchera llevaban largo tiempo creados antes de que dicho pasquín viera la luz:


     En los siguientes links encontrarán los sendos blogs que habitó el Estudio G7 (poco afortunado nombre que supo tener el equipo creativo que se hallaba detrás de Alpha), en los cuales podrán ver numerosas ilustraciones e historietas, incluidas muchas de las que salieron en las revistas:

http://estudiog7.blogspot.com.ar/
http://g7comics.blogspot.com.ar/

     Y aquí, una detallada biografía del estudio y su metamorfosis en La Trinchera:

http://g7comics.blogspot.com.ar/2007/11/g7-se-muda-de-vuelta-y-se-cambia-el.html

domingo, 2 de septiembre de 2012

Sarmiento según Rodríguez


Fe de erratas: en el siguiente texto se menciona varias veces que Jorge Rodriguez es arquitecto y profesor, lo cual es absolutamente erróneo y no tengo ni idea de dónde lo saqué -_-

      Más vale tarde que nunca. Cuando inicié este blog, la primera nota la merecía Jorge Rodríguez por ser el historietista con mayor experiencia y trayectoria de la provincia. Pero se me complicó conseguir suficientes imágenes o coordinar con el autor para una entrevista, así que lo fui postergando.
      Rodríguez es arquitecto y profesor universitario, además de trabajar en la sección editorial de la Universidad Nacional de San Juan, pero es más conocido por ser un virtuoso dibujante, que ha trabajado por décadas en campañas publicitarias, tapas de revistas y demás.
      Es también un apasionado por la historieta. Fan de los dibujantes más académicos de la escuela clásica argentina (Salinas y Altuna a la cabeza) se ha dedicado a la temática histórica, dando vida en cuadritos a diferentes episodios de la Historia provincial, siempre con gran atención al detalle, el realismo y la documentación rigurosa; pero también preocupado por no caer en los lugares comunes que impone la enseñanza didáctica, sino más bien por sacar a la luz conversaciones íntimas y hechos polémicos (lo que no se suele enseñar en las aulas, pero sirve como gran fuente a la hora de narrar una historia atrapante).
       Con sus historietas ha realizado diversas exposiciones y la revista La Tagua, la cual se publicó alrededor del 2000, durando unos siete números.

      Pero la publicación que ameritó esta nota es su biografía del polémico Domingo Faustino Sarmiento, editada a fines del 2011.
      Rodríguez trabajó en este ambicioso libro durante años, teniendo las aulas como objetivo. Propuso al ministerio de educación su publicación y distribución exclusivamente en las escuelas, para interesar con mayor impacto a los pendejos en la vida del procer, pero tras largo tiempo de ser rebotado e ignorado, finalmente se lo editó mediante la UNSJ como una publicación normal.
      Hay dos posibles motivos para la negativa del gobierno: una puede ser la habitual negligencia que existe en San Juan para las políticas culturales y de educación (parece que lo único que preocupa a los gobiernos sanjuaninos es cómo conseguir plata que venga de afuera, pero nunca realizar planes para que la provincia consiga su propia fuerza), la otra puede ser el hecho de que Rodríguez no se esfuerza en promover la imagen sarmientina más clásica e inmaculada que le gusta a Gioja y las maestras de escuela...


      Está claro que el autor admira al procer como figura progresista y luchadora, pero no por eso cae en idolatrarlo y venderlo como la perfección humana. Acá lo vemos a Domingo en más de una ocasión como alguien pendenciero, ególatra y con un caácter de mierda.
      Una muestra de esto es como Rodríguez esquiva esa fábula del "alumno perfecto" que supuestamente jamás faltaba a la escuela. En la página que está sobre estas líneas podemos, por ejemplo, como Domingo se chupineaba de la escuela y lideraba una patota de preadolescentes que se cagaban a piedrazos y palazos con los del barrio vecino (me imagino a muchas maestras horrorizadas de que esta información cayera en manos de sus pupilos).


       A nivel visual el laburo es imperdible. No sólo por el gran nivel de documentación y realismo histórico, ni por el gran realismo académico en cuanto a anatomía, iluminación y perspectivas, sino también por la personalidad que le imprime el arquitecto a la historieta, trabajando las imágenes solamente con los colores, sin utilizar líneas para definir los contornos (salvo en ocasionales viñetas realizadas a lápiz, en blanco y negro). También destaca su excelente expresividad, tanto en cuerpos como rostros, la cual utiliza para que los debates políticos y charlas de café resulten tan interesantes visualmente como las escenas de combates.
      Claro que el lector más joven y acostumbrado a estilos más modernos del manga y los comics de superheroes puede llegar a encontrar un poco rígido el estilo tan clásico y realista del autor.


      El libro tiene sus defectos, eso sí. En primer lugar, sufre de una dolencia bastante común a estas adaptaciones de eventos históricas: la carga excesiva de narrativa. Hay largos pasajes en que todo está dicho por el texto y las imágenes pasan a ser meras (aunque espectaculares) ilustraciones. Para mi gusto, donde más brilla la biografía es cuando se convierte en historieta más pura: imágen y diálogo nada más.
  
      Pero el problema realmente grave es la parte digital. Jorge Rodríguez es un hombre chapado a la antigua y sus conocimientos informáticos son escasos, pero lo que recurrió a una persona que realizó el letreado, globos de diálogo y ensamblado de las viñetas (las cuales evidentemente fueron trabajadas por separado) en las páginas.
      Salta a la vista que su ayudante no resultó ser una perona idonea en matria historietil... Las tipografías son medio feas, el armado de las viñetas no siempre es acertado (y su composición con los textos menos aún) y los globos de diálogo muchas veces podrían provocarle pesadillas a Scott McCloud.
      Pero lo peor es la definición de las imágenes, que muchas veces están pixeladas. Ojalá que algún día haya una reedición en que el arte de Rodríguez sea tratado como se merece.
   
      La calidad de papel y encuadernación, por otra parte, son envidiables, aunque el gran formato del volúmen (que cuenta con unas 160 pags.) me complicó la existencia para escanearlo en mi humilde multifonción tamaño A4, como es notorio :-p


      Para cerrar, si quieren más información sobre Jorge Rodríguez, los invito a leer las diversas notas que le han hecho en el Diario de Cuyo en los últimos años:

http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=243910
http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=242361
http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=119462
http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=489178

miércoles, 29 de agosto de 2012

2 grandes lanzamientos 2



Sí señoras y señores, como quien no quiere la cosa, ya están a disposición del público las nuevas ediciones de Yarko y la Trinchera. Ya puede usted rejuntar catorce pesos, apersonarse en Desnivel Libros o en Atelier Comics y llevarse ambas revistas. Recomendadas por el sumo pontífice!

jueves, 21 de junio de 2012

Atlántida

     Para deleite de todos, muchos o algunos, os traigo una historieta de cuatro páginas del benemérito Emiliano Cáceres, quien me otorgó una enhorabuena con su propio pulgar para que yo la publicase mediante esta vía.
     Originalmente, esta historieta fue planeada para el concurso de la convención Crack Bang Boom 2012, cuya temática era la fantasía heroica.
     Se adjuntan comentarios del propio autor al final de la entrada, los cuales se recomienda leer luego de la historrieta, porque pueden acontener algún spoiler.





"54 hs sin dormir, sin salir de la casa, sin bañarme siquiera, no sabía si lo que estaba comiendo era el almuerzo, la cena o qué, todo el tiempo dibujando y entintando las páginas para el concurso antes de que se agote la fecha, incluso se cortó la luz en un momento, seguí dibujando a la luz de las velas y con una linterna atada al cachete, cuando las terminé salí cagando a la imprenta cerca de casa a scannearlas y el hijo de puta me quería cobrar $10 por cada scanneado, encima no tenía scanner A3 tenía que ser en A4 (4 páginas A3 scanneadas en dos tandas de A4 son $80) salí cagando de ahí a tomarme el subte hasta el microcentro antes de que cierre la imprenta amiga, llegué, todo bien, volví a mi casa a editar las imagenes y terminé todo a tiempo antes de que cierre la fecha a las doce de la noche ¿y todo para qué? ¡¡PARA QUE EL HOTMAIL CARA DE NALGA NO ME SUBIERA LAS IMÁGENES Y NO LAS PUDE MANDAR!!, no habiendo podido participar nada me impide que se las muestre, aquí les dejo el link de la primera de 4 páginas, dandole clik a siguiente pueden ir leyendola completa."

"eso es lo que pasa cuando estás dibujando la página 3 y todavía no tenés ni idea de como vas a terminarlo" (como respuesta a un comentario de un lector sobre el imprevisible y jocoso final).